El pasado viernes 11 de Enero EGO se reunió con APTES asociación sin animo de lucro que como objetivo tienen aprovechar la tecnología para mejorar la calidad de vida.

 

Aprendimos mucho sobre las necesidades en este sector y compartimos la opinión de que hay un gran hueco entre los tecnólogos y los sociólogos. Este hueco hace que estemos perdiendo muchas oportunidades para crear productos o servicios que mejoren la calidad ciudadana. Viendo esta necesidad y con la universidad del País Vasco (UPV-EHU) han creado un master sobre la tecnología de apoyo a la autonomía personal.

 

Por otro lado tuvimos una oportunidad de reflexionar sobre capitales social-económicos invisibles que significa tener cubiertos algunas de las necesidades básicas del día a día de un ciudadano. Aquí os dejamos una foto para que reflexionéis.

Imagen

 

Anuncios